NOVEDADES

Son quizá las marcas más pronunciadas y reconocidas entre los compradores de productos deportivos de todo el mundo. Pero ¿cómo y dónde surgieron? ¿te has preguntado alguna vez cuál es el origen de las palabras que representan a los negocios más potentes del mundo?

Nike: nombre de la diosa griega de la victoria, representada en la famosa estatua Victoria alada de Samotracia. La marca fue creada en 1972 por Phil Knight y Bill Bowerman, fundadores de Blue Ribbon Sports, firma importadora de las zapatillas japonesas Tiger (u Onitsuka Tiger, de la cual surgió luego Asics). El nombre “Nike” se le ocurrió a Jeff Johnson, el primer empleado de BRS.  Knight quería ponerle “Dimension 6” a su marca.  Menos mal que no lo dejaron…

Adidas y Puma: La familia Dassler poseía un negocio de zapatos hasta que pasó a manos de una nueva generación. Los dos hijos de la familia rivalizaban de una forma extrema de modo que en 1948 se decidió recurrir a la alternativa de dividir el negocio en dos negocios independientes, por un lado lo que hoy conocemos como Adidas y por otro lo que se conoce como Puma. Adidas es el resultado del nombre del creador, Adolf Dassler. Era conocido por todos como Adi y la unión de este apelativo con la primera sílaba de su apellido dio origen a una de las marcas más conocidas a nivel mundial. Por otra parte, Puma es resultado de algo similar. Rudolf Dassler quiso seguir la misma estrategia de denominación pero se topó con un resultado que para nada era comercial, Ruda. Finalmente decidió utilizar su apodo de juventud: Puma.

Reebok: Proviene de la palabra Rhebok, que no es ni más ni menos que una variedad de gacela africana. Como ocurre con la marca Puma, los animales veloces crean asociaciones positivas y eficaces con el mundo del deporte.

Umbro: Es resultado de la contracción de “Hermanos Humphreys”, los fundadores del negocio, en inglés. Es decir, la contracción de Humphreys Brothers.

Topper: La marca fue creada y desarrollada hacia el año 1975 y Topper no era ni más ni menos que el nombre del perro de uno de los ejecutivos de la firma.

Asics: Su origen es bastante curioso y es que son las siglas de la famosa frase latina “Anima sana in corpore sano” (Alma/ Mente sana en cuerpo sano). Este dato no es muy conocido por lo que muchos de los consumidores y usuarios la pronuncian como si fuese un vocablo inglés (eisics).

Diadora: En griego significa algo así como “compartir los honores o los éxitos” y también el nombre de una sociedad deportiva de Venecia creada hacia comienzos del siglo veinte, y hacia el año 1024 logró contar con atletas ganadores del premio de oro en los Juegos Olímpicos de París, lo que fue su mayor logro.

Converse: La popular marca americana lleva el nombre de su fundador, el fabricante de caucho Marquis Mills Converse.

Joma: La marca española más importante se fundó en 1965. El nombre se debe a José Manuel, el primogénito de Fructuoso López, fundador de la empresa.

Dunlop: Un caso parecido al de Converse. John Boyd Dunlop fue un escocés que inventó el neumático de caucho con cámara. Su empresa se estableció como Dunlop Tyres en 1890 y más tarde se convirtió en la Dunlop Rubber Company, la cual comenzó a vender las conocidas zapatillas con suela de goma de la marca Dunlop.

  • Under Armour: esta marca estadounidense es una de las más nuevas, y fue fundada en 1990 por Kevin Plank. En un principio su ropa deportiva estaba pensada como ropa interior para llevar por debajo del uniforme de fútbol americano, deporte que practicaba su fundador, por eso lo de Under Armour haciendo referencia a que se colocaba debajo de la ropa y las protecciones.

Le Coq Sportif: un nombre transparente, puesto que el gallo es el emblema de Francia. El de la marca es, evidentemente, un gallo deportista.

Pony: la marca fue fundada en Nueva York por el uruguayo Roberto Muller. El nombre no alude a ningún caballito, sino que son las siglas de “Product of New York”.

 

fuentes.http://arteysport.com/